Zapatazo en contra: El Grana cayó ante la Academia

Con un golazo de Piovi de tiro libre, Racing se impuso ante Lanús por 2 a 1 en el Cilindro. El equipo de Kudelka presentó batalla y logró empatar la historia de la mano de Loaiza en el primer tiempo, tras encontrarse abajo en el marcador por el tanto de Rojas. Sin embargo, en el complemento, el local se llevó los tres puntos con un zurdazo inatajable.

 

La parada fue complicada para Lanús. Desde el vamos. Racing salió enchufado, con ganas de atacar y no dejar jugar al Granate. De la mano de Matías Rojas y Carbonero, el local insinuaba peligro constantemente, aunque le faltaba un poco de profundidad. Rojas tuvo una clarita, de tiro libre, pero Lucas Acosta respondió con creces ante el desvío en Aude y evitó el primero. Luego, el propio paraguayo, de tiro libre, también hizo revolcar al arquero del Grana, seguro en cada intervención.

Hasta que a los 26, tras un mal despeje de Aguilar, la tercera fue la vencida para el 10 de la Academia. Remate de media distancia, desvío en Belmonte y gol para el equipo de Gago. Inatajable. A partir de ese momento, la visita poco a poco despertó y empezó a incomodar al local. Sin jugadas claras, pero con otra versión.

Sobre el cierre de la primera etapa, sin merecerlo demasiado, encontró en Loaiza la igualdad. Centro llovido al segundo palo, Aguilar que logra bajar la pelota, Canale que no le entra bien, y el colombiano que define de derecha para estampar el 1 a 1.

En el complemento, la historia fue diferente. Mucha más deslucida de parte de ambos equipos. Lanús lo emparejó, pero no brilló.  Abusó de los centros y no priorizó las formas ni el cómo para lastimar a Racing. Loaiza volvió a estar cercar de marcar tras un buen centro de Aude ni bien empezaban a acomodarse.

A Racing le costaba, pero el Grana se metió solito en problemas con faltas cercanas al arco de Acosta. Y en una de ella, provocada por Aguilar, Piovi no perdonó. Y a los 13’, clavó un zurdazo impresionante contra el ángulo izquierdo del Loco. El 2 a 1, no era justo. Pero daba la sensación que el partido podía definirse de esa manera.

Mucha disputa, pero no hubo profundidad. El Grana inclinó la cancha, Kudelka metió mano en el once, pero nunca encontró la fórmula, más allá de alguna llegada. La derrota duele, pero no hay tiempo para lamentos. Se mantiene en lo más alto del campeonato, ahora acompañado. Y River será el próximo desafío en La Fortaleza.

 

COMENTARIOS

2 comentarios

  1. BLANDO DESPERDICIO TODOS Y CADA UNO DE LOS CONTRAATAQUES QUE GENERO EL EQUIPO EN EL SEGUNDO TIEMPO EL LAUCHA NO SUMO PORQUE NO SABE MARCAR AL IGUAL QUE ESQUIVEL ,PARA JUGAR CONTRA EQUIPOS CON BUEN MEDIOCAMPO ESTOS JUGADORES NO PUEDEN ENTRAR DE TITULARES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: