SE FUE AL TACHERO

Irregular. Lanús perdió 78-62 ante Obras y sigue último.

Lanús perdió 78-62 ante Obras Sanitarias como visitante, por la 11ª fecha de la Zona Sur de la Liga Nacional. El equipo de Volcan Sánchez no logró repetir el rendimiento que desplegó el sábado ante Boca y sumó su cuarta derrota al hilo, que lo mantiene en el último puesto con apenas dos victorias en 12 presentaciones. El elenco de Santander, que maniató al Grana con su intensidad y velocidad de tránsito, tuvo como máximos anotadores a Cristian Scaramuzzino e Iván Basualdo con 13 puntos. Por su parte, el Granate contó con los aportes de sus extranjeros Demetrius Proby con 18 tantos y 5 rebotes, además de Kavon Lytch que colaboró con 16 unidades y 7 recuperos. Sin rumbo ni identidad colectiva, Lanús cerrará su participación en la primera fase con dos partidos en el Rotili: el viernes enfrenta a Weber Bahía Estudiantes y el domingo se mide con Quilmes de Mar del Plata.  





No logró repetir el rendimiento desplegado 48 horas antes, esta vez frente a un conjunto que lo maniató con su intensidad y velocidad de tránsito. La energías mermaron en el segundo tiempo y no encontró la fórmula para destrabar esa telaraña construida por el oponente.

Lanús cayó 78-62 ante Obras Sanitarias, en condición de visitante, en un cotejo correspondiente a la 11º jornada de la Zona Sur de la Liga Nacional. Con este resultado, cosechó su cuarta derrota consecutiva y sigue en la última posición del escalafón con un récord de dos ganados y diez perdidos.
El Granate plasmó un rendimiento irregular, que fluctuó marcadamente entre un primer tiempo y los últimos veinte minutos, ya que en la segunda mitad cometió 11 pérdidas y tiró apenas un 40% en tiros de cancha. Asimismo, el equipo de Volcan Sánchez sufrió en demasía la tenacidad de Obras para defender, que lo desequilibró con las variantes implementadas de presión a campo extendido, hombre y distintas zonas. En el plano individual, Lanús contó con los aportes de sus extranjeros Demetrius Proby con 18 puntos y 5 rebotes y Kavon Lytch con 16 unidades y 7 rebotes. 

El pleito comenzó positivo para el Granate, que ejecutó con prolijidad su plan en ataque, que constó de desarrollar con fluidez los sistemas, para que los internos quedaran mano a mano y dominaran la zona pintada. Con esa característica, Proby desniveló con sus recursos y aportó 12 puntos, para que la visita comandara 20-12, a falta de 2 minutos. No obstante, Obras recuperó terreno con la tozudez de Jasen (10). Por eso el primer cuarto cerró apenas arriba para el Grana 23-18, cuando había sido claramente superior.

En la iniciación del segundo episodio, Lanús perdió la brújula, se hundió en el desorden, provocado mayoritariamente por la energía que impuso Obras con su defensa. El local clavó un parcial 8-0, con Van Lacke (5) asumiendo las riendas con sus penetraciones, lo que posibilitó revertir el tanteador 26-23, a los 4 minutos. En ese momento crítico, que contó con la ausencia de anotaciones en un lapso considerable, apareció en escena Martín Cuello, que embocó dos bombas, para la reacción del Grana con un pasaje 8-0, para retomar el dominio 31-26. Obras empleó defensas mixtas, con una zona 2-3 y presión alta, sumado a la rapidez para pasar de defensa a ataque. El descanso llegó con la paridad del tanteador en 35.

Luego del entretiempo, el Tachero profundizó su capacidad defensiva y empujó a Lanús a las imprecisiones y sobre todo errores. El local arrancó con un dominio marcado y estampó un pasaje 12-4 para escaparse 47-39, a los 5 minutos con la bravía de Basualdo (6). Parecía que el Grana no saldría de ese contexto adverso, pero surgió la figura de Mázzaro, quien encestó siete puntos consecutivos, para acortar 46-47, a falta de 3 minutos, lo que obligó al tiempo muerto de Santander. Tras ese parate, Obras volvió a imponer condiciones, motorizado en el desparpajo de Zanzottera (5) y clausuró el segmento en ganancia 55-49.
En el último capítulo, Lanús volvió a exhibir fallas, sin fluidez en ataque y una preocupante tendencia a perder balones (10). Obras lastimó rotundamente con el contragolpe, merced a la rotación de su banco con la frescura que impusieron los jóvenes. El local produjo un parcial 11-0, para quebrar definitivamente el partido 66-49, es decir que en cuatro minutos decretó la historia. El Grana se quedó sin piernas y mermó su concentración, ejemplificado en un deficiente balance defensivo. Scaramuzzino (8) dominó la llave y ya no hubo tiempo ni recursos para que la visita pudiera cambiar el rumbo.

SÍNTESIS DEL PARTIDO:

Obras Basket (78): Pedro Barral 8, Federico Van Lacke 9, Juan Jasén 10, Cristian Scaramuzzino 13, Iván Basualdo 13 (x) (FI) Alejandro Konsztadt 5, Maximiliano Stanic 3, Tomás Zanzottera 11, Tyler Field 6, Agustín Insaurralde 0, Hilario Gutiérrez 0, Federico García 0. DT: Silvio Santander
Lanús (62): Sebastián Orresta 0 (x), Julio Mazzaro 14, Federico Ferrini 1, Demetrius Proby 18, Kavon Lytch 16 (FI) Martín Cuello 10, Ariel Eslava 2, Lucas Chaves 1. DT: Miguel Volcan Sánchez.

Parciales: 18-23, 35-35, 55-49 y 78-62.

Árbitros: Fernando Sampietro y Fabio Alaniz.

Estadio: Obras Sanitarias.



Fuente: Prensa Lanús
Imágenes: Ligate una Foto

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

El dilema Ruso: ¿Qué sistema poner en el Monumental?

A falta de pocos días para el regreso del fútbol local, Ricardo Zielinski todavía no se define a la hora de diagramar el once que enfrentará a River. Por un lado, se especula que juegue con un 4-4-2, aunque no descarta poner la ya famosa línea de cinco. La duda: Muñoz o Aquino.

Leer Más

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: