¿MEJOR O PEOR QUE ANTES?

Debate abierto. ¿Sirvió el empate o no se sacó más ventaja?
Ése parece ser el dilema de la semana en Lanús. Consumada la derrota de Newell´s frente a Colón, ¿fue positivo el empate ante Boca o era la posibilidad ideal para alejarse del resto? Hay pensamientos y opiniones para todos los gustos. “Queríamos ganar para sacar más puntos de ventaja pero nos presionaron bien y el resultado terminó siendo justo”, expresó Guillermo. Para el Pochi Chávez, “lo más importante es que seguimos en la punta. No queríamos perder. Además mantuvimos el invicto y sumamos un punto que nos deja ahí arriba”. A su vez, tanto Pizarro como Araujo coincidieron en que el punto tendrá más valor si el Grana vence este sábado a All Boys. “No sé si nos sienta bien el empate. Vinimos a buscar los tres puntos y, si bien tuvimos alguna que otra chance, creo que el empate fue lo más justo. Seguimos arriba y todavía falta mucho, pero de local no podemos dejar pasar más chances”, manifestó el Conde en relación a las dos unidades que quedaron en el camino con Quilmes. El Pipi, por su parte, subrayó la importancia de la solidez defensiva. “Tenemos la valla menos vencida y eso nos da confianza y mucha seguridad”, tiró. El debate está abierto y podés participar. A continuación opinan los protagonistas, en el informe especial que Fortaleza Granate preparó para vos.

La sensación es ambigua. No todos están convencidos que el empate ante Boca haya sido beneficioso. Aunque la tabla de posiciones indique que Lanús estiró a dos puntos la ventaja sobre Newell´s, que ahora comparte el segundo puesto con River. Al acecho también aparecen Godoy Cruz y Arsenal, tres unidades por debajo del Granate. Para algunos, como el propio Guillermo, era la posibilidad para escaparse en la punta. “Sabíamos que Newell’s había perdido y queríamos ganar para sacar puntos de ventaja. Más allá que Boca nos presionó bien y el empate terminó siendo justo”, manifestó. Aunque otros, como es el caso de Cristian Chávez, le dieron mayor valoración a la igualdad. “Lo más importante es que seguimos en la punta. No queríamos perder. Además mantuvimos el invicto y sumamos un punto que nos deja ahí arriba. Ahora hay que ganarle en nuestra cancha a All Boys, un rival muy duro y en donde no nos sirve otro resultado”, proyectó el volante, quien profundizó el análisis del choque en la Bombonera: “Fue un partido parejo y muy trabado en el medio. Por eso pienso que el empate estuvo bien. Tuvimos alguna chance para ganarlo en el primer tiempo y ellos también generaron lo suyo”.

Por otro lado, el nacido en Pilar se fue conforme con el nivel del Granate. “Me gustó cómo jugamos porque es una cancha difícil y el fútbol argentino está muy parejo. Veníamos haciendo un buen juego y por ahí no pudimos ser tan claros como otras veces, pero supimos manejar la pelota cuando la tuvimos”, rescató. Ausente en el once por la vuelta de Araujo, el Pochi priorizó lo colectivo por sobre las inividualidades y entendió la decisión del DT. “Cuando llegué a Lanús había pasado un mes de pretemporada y el equipo ya estaba armado. Me tocó entrar por una lesión, pero soy consciente que estoy para sumar. Tengo muy en claro que podemos estar primeros y salir campeón por el grupo que tenemos, no sólo por las individualidades. No tengo que ponerme mal si no me toca jugar; era un lindo partido para ser titular, pero pude entrar 20 minutos y los disfruté mucho”, tiró. Por último, el ex Boca explicó qué sintió al pisar el césped de la Bombonera con otra camiseta. “Fue una sensación muy rara y linda a la vez por cómo me recibió la gente de Boca, por el cariño que me demostraron y el que yo tengo hacia ellos. Pero hoy me debo a Lanús y traté de dejar ese sentimiento de lado”, sostuvo.

Otro que pronunció su parecer fue Guido Pizarro, quien no se mostró tan rotundo como el Pochi. “No sé si nos sienta bien el empate. Vinimos a buscar los tres puntos y, si bien tuvimos alguna que otra chance, creo que el empate fue lo más justo”, manifestó. Y prosiguió: “Fue un partido malo y con poco juego de las dos partes. Ellos salieron mejor al principio y nosotros después nos acomodamos. Hubo pocas situaciones de gol y lo bueno es que se sumó en una cancha difícil”. Al momento de explicar la falta de generación de juego y situaciones de peligro, el Conde analizó que “Boca presionó mucho e hizo bastante bien su trabajo. Estuvieron firmes atrás y a nosotros nos faltó estar más finos en el último pase. Cuando no pudimos jugar tratamos de pelear el partido y salió un tanto feo. Los dos equipos planteamos esquemas muy tácticos y el que cometía un error lo perdía”. Sobre la importancia del punto, Pizarro admitió que tendrá más valor si Lanús vuelve al triunfo ante All Boys. “Seguimos ahí arriba y todavía falta mucho. Mantuvimos el invicto en una cancha difícil y eso es importante, pero sabemos que el sábado tenemos que ganar para que este punto tenga más valor. De local no podemos dejar pasar más chances; empatamos el último partido (con Quilmes) y tenemos que sumar de a tres como sea”, señaló con firmeza.

En ese sentido, Carlos Araujo coincidió al expresar que la igualdad con Boca “nos va a servir si le ganamos a All Boys”. Y agregó: “El empate estuvo bien. Por momentos tuvimos posibilidades para convertir, si bien ellos también pudieron hacerlo después de algún error nuestro. Fue un partido flojo y parejo, donde se corrió y se metió más de lo que se jugó”. Asimismo, el Pipi destacó cuánto ayuda mantener la valla invicta. “Somos la defensa menos vencida y eso es importantísimo para nosotros. Hay que seguir por esta senda ya que eso nos da confianza y seguridad”, confesó. Afuera de las canchas desde el 11 de febrero, el lateral contó cómo fue su vuelta al equipo. “Me sentí bien aeróbicamente y la pierna lesionada (izquierda) respondió muy bien gracias a Dios. Entrené sólo tres días en la semana, entonces no podía pedir demasiado con la pelota. Sentí que me faltó en lo futbolístico y que no estuve fino. La idea era mantener el orden en la defensa y terminar con el arco en cero. Por suerte se logró”, detalló Araujo, quien también reveló la intimidad de la charla previa con Valdecantos y qué le pidió Guillermo. “Había hablado con el Profe que iba a jugar hasta cuándo aguantara; si eran 45 minutos, 60, 70 o todo el partido. Nunca pensé en eso, sino no podría haber jugado. El técnico me preguntó en la semana como me sentía y le dije que estaba bien; era un partido que no me lo quería perder. Me propuse jugar hasta el final y lo pude cumplir”, subrayó.

Por Bruno Russo

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

El dilema Ruso: ¿Qué sistema poner en el Monumental?

A falta de pocos días para el regreso del fútbol local, Ricardo Zielinski todavía no se define a la hora de diagramar el once que enfrentará a River. Por un lado, se especula que juegue con un 4-4-2, aunque no descarta poner la ya famosa línea de cinco. La duda: Muñoz o Aquino.

Leer Más

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: