LA HIENA COLGÓ LOS BOTINES

A los 36 años, y luego de salvar a Cerro de Uruguay del Descenso, Mario Regueiro dijo adios al fútbol y aprovechó para recordar su paso por Lanús. “Creo que fue en donde sacaron más provecho de mí. Fui un año a probar para volver y estuve tres años y medio a buen nivel. Creo que ahí he dejado una imagen buenísima en Argentina. Y me encontré con un club hermoso en lo deportivo, lo social y lo familiar”, afirmó el delantero, quien continúa luchando contra la depresión luego de una serie de problemas familiares que lo afectaron.

Lanus-EstudiantesMario Regueiro, a los 36 años, dice adios al fútbol. El uruguayo anunció su despedida luego de conseguir que Cerro se quede en Primera. “La decisión está tomada. Lo siento así, hay que saber cuándo retirarse. Se dio todo, salvamos a este club que tanto amo y es el momento de dar un paso al costado”, contó el delantero a El Observador. “Después que conseguimos el objetivo, se me pasaron muchas cosas por la cabeza: mi hermana que no está, mis sobrinos, mi señora que por suerte estaba con mi hija acá en la cancha, mi cuñado, mi hijo que no pudo venir. El cariño que me dio la gente cuando tuve que salir… Se te pasan todos los años de tu carrera, desde cuando hiciste las inferiores y debutaste. Y creo que si mi carrera tenía que tener un final ideal tenía que ser el del otro día”, señaló.

480La Hiena la pasó feo en su última etapa en el fútbol argentino debido a una serie de problemas familiares que lo llevaron a un dura depresión de la cual sigue recuperándose día a día. Cuando todavía era jugador de Racing, dos sobrinos fueron asesinados y una de sus hermanas se suicidó tras la muerte de su hija. “Estuve casi un año para salir de la depresión. Salir, te quiero decir, recuperarme, porque es una enfermedad que siempre está latente. Si no te tratás puede volver y peor. De a poco le fui metiendo ganas con mucha terapia y cuando empecé a tomar fuerza, empecé a salir de a la calle, ir con mis amigos a conversar a la plaza. Estaba una hora, volvía, me acostaba. Creo que cuando le metés voluntad, podés. Lo importante es dejarse ayudar y tener un apoyo importante como tuve yo en mi señora, que fue el pilar de mi recuperación con mis hijos”, agregó.

m13641_crop169014_1024x576_proportional_135058118473E6A la hora de hablar sobre su paso por Lanús, Regueiro se llenó la boca de elogios. “Creo que donde sacaron más provecho de mí fue en Lanús. Fui un año a probar para volver y estuve tres años y medio a buen nivel. Creo que ahí he dejado una imagen buenísima en Argentina. Y me encontré con un club hermoso en lo deportivo, lo social y lo familiar. El fútbol argentino es divino. Creo que mi etapa en Argentina fue buenísima”, afirmó el uruguayo, quien agregó: “Después me fui a Racing y no fue lo que ellos esperaban de mí porque pasó lo de mi familia enseguida y eso fue lo que me metió en la depresión. No pude demostrar lo que había hecho en Lanús, pero la verdad que se portaron excelente conmigo, me arroparon en el momento que empezó la depresión y esas son cosas impagables para un jugador”.

SUS NÚMEROS EN EL GRANA. Mario Regueiro disputó 106 partidos oficiales en Lanús entre las temporadas 2010 y 2013. En total, la Hiena acumuló 27 goles y 3 expulsiones.

NACIONAL

“En Nacional quedé bien, quedé bien con la gente, que es lo más importante. Cuando te vas de un club lo importante es quedar bien con la gente. La verdad que es una de las camisetas, con la de Cerro, que más he aprendido a querer. En Nacional viví momentos divinos. Entré muy rápido en la gente. Di lo que tenía que dar. Los dos técnicos que me conocían y sacaron el máximo de mí acá en Uruguay fueron Víctor Púa en la selección y De León en Nacional”.

foto_0000000120140212141457LA SELECCIÓN

“Yo cuando tomo decisiones en la vida no me arrepiento porque las tengo pensadas, no las pienso uno o dos días, la vengo pensando desde un tiempo atrás. Y si me equivoco pido perdón, lo he hecho unas cuantas veces en la vida. En ese momento creo que fue lo que sentí, lo que se me pasó por la cabeza y el corazón, y lo hice. Yo tengo muy buenos recuerdos de la selección porque me ha tocado jugar con cracks del fútbol uruguayo y he aprendido de todos los mayores, de Paolo Montero, Darío Silva, Méndez, O’Neill, Magallanes, mismo del Canario (García) que tiene mi edad y aprendés, en su tiempo Fonseca, cuando estaba en las juveniles y fui a la mayor que estaban Sosa, Francescoli. Después cuando empecé a jugar en la selección fue hermoso. La selección me ha dado lo más lindo que le pude dar a un deportista que es jugar un Mundial, así que voy a estar siempre agradecido”.

ESPAÑA

“Mi etapa en España fue hermosa, ese país me dios dos hijos hermosos. En Santander, la primera ciudad que fui, nació mi varón y me enamoré de esa ciudad por el cariño de la gente. Después Valencia me dio la nena. Y Murcia me dio la tranquilidad que necesitaba para volver a jugar después de una lesión de rodilla. Y jugadores, tuve muchos buenos como compañeros, pero creo que Kluivert, el holandés -verlo entrenar, como llevaba la pelota y jugar- fue lo máximo. Te daba gusto verlo hacer esas cosas en la cancha”.

COMENTARIOS

0 comentarios

  1. Felicitaciones a Mario, un gran tipo. Es de esa epoca que soñabamos con un Lanus grande, con planteles de gran jerarquia pero con mala suerte en la hora de las definiciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

¿Y si pegan la vuelta? Lanús avanza por Salvio e Izquierdoz

Ambos suenan firmemente para regresar al club en lo inmediato. Mientras que por el Cali hubo nueva reunión con su representante, la novedad fue la visita del Toto a La Fortaleza en la previa del partido de Reserva. “Es una posibilidad”, expresó el propio jugador antes de retirarse de Cabrero y Guidi. 

Leer Más

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: