EL ORGULLO NO SE MANCHA

PARA APLAUDIR DE PIE. Lanús cerró un gran semestre.
El Granate terminó el campeonato de pie, aunque no le alcanzó para forzar un desempate ante San Lorenzo, que también igualó pero con ese resultado se consagró campeón. Jugó un partidazo en Rosario, y si bien empató 2 a 2 ante Newell’s, se fue con la frente bien en alto redondeando un semestre que quedará en el recuerdo por mucho tiempo. Arrancó abajo en el marcador, gracias al gol Pablo Pérez para la Lepra al inicio del complemento pero rápidamente empató tras el cabezazo de Goltz (en posición adelantada). Luego, el equipo de los Mellizos fue por el triunfo y estuvo cerca de conseguirlo, pero falló a la hora de la definición. El local sacó rédito de ello y de carambola otra vez pasó al frente. El remate de Casco se iba afuera pero se desvió en Izquierdoz y se metió el arco de Marchesín para estampar el 2 a 1. Sin embargo, otra vez apareció el fuego sagrado de este Lanús y gracias a un cabezazo de Pereyra Díaz consiguió poner tablas nuevamente. Los últimos minutos fueron para el infarto, con situaciones claras de ambos lados.



No hay tiempo para lamentarse, Lanús. Se dejó todo. Hasta la última gota. No alcanzó, pero vaya si se valora. El desgaste nunca terminó de pasar factura por el amor propio de siempre querer más. De demostrar ser un equipo diferente al resto. Que fue al frente, que quiso la gloria total. Seguramente, más de uno repasará en su almohada y se morderá pensando en todas las que no entraron en el Parque. Fueron muchas, es cierto. Pero pronto razonará y dirá para adentro que son “cosas que suelen pasar en el fútbol”, como dicen en el barrio. San Lorenzo fue campeón, y que cerquita que quedó. A un paso nada más. Daba la sensación que podía ser lo que no. Que si se jugaban cinco minutos más había desempate el miércoles. Más allá de eso, quedó demostrado que el Orgullo no se Mancha, Granate. El 2013 no fue un año cualquiera. Seguramente que fue el inicio de algo que se viene sintiendo en el Sur. Cayó de pie, como los mejores. Levantarse será el principio de una nueva historia, una nueva ilusión.


¿Que dejó el partido? Mucho. Se puede asemejar con una pelea de Boxeo, en donde los contrincantes se van midiendo y con el correr de los Rounds van mostrando que material tienen a su alcance para tumbar al rival de turno. Una primera etapa muy livianita, con pocas llegadas concretas. Leves insinuaciones de parte del dueño de casa y de la visita, poco juego. Daba la sensación que los dos equipos guardaban fuerzas para el final. Newell’s pretendía tener la iniciativa, pero no sabía cómo. Lanús esperaba, medía el territorio y a medida que pasaban los minutos más se acomodaba en el Parque. A tal punto que terminó siendo más y se pudo arrimar al arco de Guzmán ya sea por la vía aérea o por uno de los tantos desbordes de Benítez. Por ejemplo, tanto Izquierdoz como Silva lo tuvieron de cabeza en sendos tiros de esquina, pero fallaron. O el propio Melano estuvo impreciso para completar alguna subida de Junior, que por izquierda causó estragos. Concluidos los primeros 45, las tarjetas lo daban con una leve ventaja al Granate. Pero claro, eso no significaba nada.


Tras el descanso, la Lepra golpeó fuerte y derribó al gigante. Con poco mérito y algo de fortuna, está claro. Un tiro de esquina que nadie pudo sacar, ni la pifia de Pasquini ni el rebote en Somoza. Y un remate de Pérez al primer palo que Marchesín no pudo tapar. Injusto, el local pasaba a estar uno arriba. Pero ni siquiera pudo celebrarlo, que apenas 120 minutos más tarde el asunto se iba a equilibrar gracias a un centro preciso de Velázquez y una aparición en soledad de Goltz para de cabeza (y en posición adelantada) poner el empate. Newell’s sintió el sacudón, el calor pasó a un segundo plano y Lanús creció y mostró lo mejor. González de cabeza rozó la segunda alegría, Junior de frente al arco la mandó por las nubes y Silva tras pase del Pulpito también estuvo cerca. Era el momento. Pero cuando menos lo imaginaba, el Grana recibió el segundo cachetazo. Otra vez de carambola. A los 21, Maxi Rodríguez la bajó de cabeza en el segundo palo, Casco remató al arco como quien dice para ver que pasa y terminó gritando el 2 a 1. A pesar de que no tenía dirección, la pelota se encontró con Izquierdoz y tras un desvió se metió en el arco de Marchesín. ¿Hora de bajar los brazos entonces? Para nada. Siete minutos después del blooper del pobre Cali, otra vez la visita tomó la lanza y fue al frente. Somoza la metió al corazón del área y Pereyra Díaz, recién ingresado, de cabeza alimentó una ilusión que tenía fecha de vencimiento. 2 a 2 que fue final, a pesar de las increíbles situaciones que desperdiciaron sobre el cierre del encuentro – y del campeonato tanto la Fiera para la Lepra como Junior para el Grana.

SÍNTESIS DEL PARTIDO:

Newell´s (2): 1- Nahuel Guzmán; 4- Marcos Cáceres, 6- Víctor López, 20- Gabriel Heinze, 15- Milton Casco; 8- Pablo Pérez, 5- Diego Mateo, 7- Lucas Bernardi (C); 16- Víctor Figueroa, 17- David Trezeguet y 11- Maximiliano Rodríguez. DT: Alfredo Berti.

Suplentes: 21- Adrián Gabbarini, 26- Christian Díaz, 14- Rinaldo Cruzado, 33- Hernán Villalba, 18- Horacio Orzán, 29- Juan Vieyra y 37- Ezequiel Ponce.


Lanús (2): 1- Agustín Marchesín; 4- Carlos Araujo, 2- Paolo Goltz (C), 24- Carlos Izquierdoz, 6- Maximiliano Velázquez; 5- Diego González, 15- Leandro Somoza, 21- Nicolás Pasquini; 26- Lucas Melano, 9- Santiago Silva y 23- Oscar Benítez. DT: Guillermo Barros Schelotto.

Suplentes: 31- Esteban Andrada, 34- Facundo Monteseirín, 8- Fernando Barrientos, 10- Cristian Chávez, 11- Jorge Valdéz Chamorro, 14- Jorge Pereyra Díaz y 18- Ismael Blanco.

Goles: ST 7′ Pablo Pérez (N), 9′ Paolo Goltz (L), 21′ Carlos Izquierdoz e/c (N) y 28′ Jorge Pereyra Díaz (L).

Amonestados: PT 24′ Maximiliano Velázquez (L) -5ta- y Paolo Goltz (L). ST 36′ Hernan Villalba (N).

Cambios: PT 4′ Hernan Villalba por Gabriel Heinze (N); ST 10′ Fernando Barrientos por Nicolás Pasquini (L), 16′ Juan Vieyra por Víctor Figueroa (N), 19′ Ezequiel Ponce por David Trezeguet (N), 27′ Jorge Pereyra Díaz por Diego González (L) y 40′ Ismael Blanco por Lucas Melano (L).

Figura: Leandro Somoza (L).

Árbitro: Mauro Vigliano.
Asistente 1: Diego Bonfa.
Asistente 2: Ezequiel Brailovsky.
Cuarto árbitro: Luis Álvarez.

Estadio: Marcelo Bielsa.


Reserva: Newell´s 4 (Carlos Torres, Hernán Altoaguirre, Germán Ternavassa y Francisco Fydriszewski) – Lanús 3 (Walter Gallardo y Marcelo Herrera -2-). El partido se jugó en el predio de Bella Vista.


Estadísticas

Tiros al arco: Newell´s (4) – Lanús (10)
Tiros libres: Newell´s (11) – Lanús (6)
Offsides: Newell´s (2) – Lanús (4)
Corners: Newell´s (5) – Lanús (9)



Por Nicolás Gómez Cortés (@Ngomezcortes)

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

Zielinski: “En esta etapa lo mas importante es el  resultado”

El entrenador de Lanús se fue conforme con la victoria del equipo ante el conjunto peruano y lo destacó en conferencia de prensa. Sin embargo, resaltó las principales falencias del Grana en las malas decisiones que le complicaron la noche: “Era un partido para resolver bien y en el ultimo pase siempre le erramos estábamos apurados y ansiosos”, manifestó el Ruso. Las principales declaraciones, a continuación.

Leer Más

Le costó pero sumó de a tres: Triunfo 2 a 1 ante Garcilaso en la Fortaleza

El equipo de Ricardo Zielinski sufrió demasiado para llevarse los tres puntos en su cancha ante el conjunto peruano, que jugó con uno menos desde los 11 minutos del primer tiempo. Se puso en ventaja por medio de Peña Biafore, y cuando parecía que iba a golear, se complicó solito. La visita lo empató y todo se complicó. Hasta que apareció Walter Bou en el complemento y selló la victoria que le permite repuntar en la Sudamericana donde ahora es líder con el Cuiabá que ganó en Venezuela a Metropolitanos. 

Leer Más

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: