BARCO SIN CAPITÁN

Maxi Velázquez no seguirá en Lanús por una decisión dirigencial. A los 37 años, le comunicaron que no le renovarán su vínculo que finaliza ahora y le ofrecieron sumarse a las Divisiones Inferiores para sumar experiencia y el día de mañana estar al frente del primer equipo. Si bien quedó en responder, el defensor no quedó para nada conforme por cómo le comunicaron la noticia. La gente de Lanús, tampoco. 

La historia grande de Maximiliano Velázquez defendiendo los colores de Lanús estaba escrita, hace algunas semanas nomás, con la ilusión de verlo levantando nada menos que la Copa Libertadores de América. ¿Qué mejor final que ese, no? Final feliz, como el de los cuentos. El hombre que logró consagrarse con un sinfín de títulos en la institución, dueño del récord absoluto de partidos disputados con la Granate, capitán y emblema del club en los últimos años ricos del club, se baja del barco al finalizar su contrato. Sí, todo tiene un final. Todo termina, Maxi.

“Maxi Velázquez cumplió un ciclo y le ofrecimos seguir en las inferiores de Lanús para ser, a futuro, el técnico de la primera. o es un jugador más. Es un jugador emblemático. Pero entendimos que cumplió un ciclo. Carboni le dijo que si se quedaba tenia que pelear un puesto”, Nicolás Russo.

Inesperado en su entorno. Nadie lo esperaba, mucho menos él. Pero en realidad, algo se intuía. Es como una de esas noticias que sabes que te van a dar pero preferís mirar para otro lado. Luego de que se derrumbara todo aquella noche ante Gremio, la salida de Almirón significaba mucho más que un cambio de entrenador. Era el final de un ciclo en Lanús. Velázquez, con 37 años y vigente aun, fue uno de los tantos nombres a los cuales de analizó en el ceno dirigencial para evaluar su continuidad. La decisión, claro está, fue la que Maxi no quería escuchar. Al igual que muchos hinchas, que mostraron su enojo en las redes sociales. Nadie es eterno, pero muchos coincidieron en el hecho del que el Capitán merecía otro tipo de salida. En la Fortaleza, y aplaudido por todo el estadio.

¿Qué pasó? La dirigencia sabe lo que Velázquez puede dar. Su nivel de profesionalismo, el hecho de estar vigente a los 37 años, o mismo que pueda ser polifuncional (lateral o central), y ni hablar de lo que significa para todo Lanús por todo lo que consiguió a lo largo de su carrera. Sin embargo, en el tema físico notan que hubo una merma lógica, natural e inevitable. Hubiese gustado una salida más prolija, como todos reclaman. Eso en la CD lo tienen asumido desde el vamos, pero la idea es acelerar los tiempos para que Maxi siga con el proyecto del club el día de mañana. Que sume experiencia en Divisiones Inferiores, tal cual hizo Carboni sin ir más lejos, y pensando en un futuro no muy lejano pueda hacerse cargo del equipo de Primera.

“Es una decisión dirigencial, ellos dicieron este camino. La acepto, no me opongo. Buscaremos su reemplazante. Yo les manifesté que no tenía problemas de que continué en el plantel, también lo charlé con él y le dije que tenía que pelear un lugar. Solo tengo palabras de agradecimiento con Velázquez, siempre tuvo la mejor predisposición con nosotros”, Ezequiel Carboni. 

Esa fue la propuesta que la dirigencia le hizo a Velázquez entonces, pero por la cual no hubo respuesta. Al ser todo tan reciente e inesperado, y sobre todas las cosas, por el hecho de no estar de acuerdo, Maxi quedó en responder más adelante. Seguramente cuando las aguas estén más calmas, claro. 

COMENTARIOS

0 comentarios

  1. Quién determina cuándo “se termina un ciclo”? Sólo la dirigencia? O es el jugador quien debe sentir que ha cerrado una etapa. Claramente, no se le impone al otro. Es más noble decir, simplemente, “no te queremos renovar el contrato”. Ofrecer un “cambio de funciones” no morigera la falta de respeto a una carrera, a todas luces, digna de destacar. ESTO NO LO HACE LA GENTE DE BIEN, SEÑORES !!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: