El estadio de Gimnasia de Mendoza, escenario de la visita a Godoy Cruz

Lanús jugará el próximo lunes en el Víctor Antonio Legrotaglie, inaugurado en 1934 y con capacidad máxima de 14.000 espectadores. Los detalles del reducto para el partido ante el Tomba, en la nota de FG.

La platea oeste (en imagen) fue reinaugurada en el año 2015 tras una ampliación. La platea alta se llama «Juan Gilberto Funes» y los sectores norte y sur se denominan Samuel Kolton y Salem Naza, respectivamente

 

Mientras prepara la vuelta al Feliciano Gambarte, su casa, Godoy Cruz inició el 2024 haciendo de local en el estadio Víctor Antonio Legrotaglie, propiedad de Gimnasia y Esgrima de Mendoza, club que milita desde 2018 en la Primera Nacional.

En su estreno en suelo mendocino, el Bodeguero venció 2-0 a Defensa y Justicia con goles de Tomás Conechny (penal) y Hernán López Muñoz. Luego de visitar a Central Córdoba, el próximo lunes le toca recibir a Lanús, desde las 17:00, en la segunda presentación del año en esa cancha.

El estadio, ubicado en el Parque General San Martín de la ciudad capital de Mendoza, fue inaugurado el 25 de marzo de 1934. En ese entonces tenía capacidad para 21 mil personas, que en la actualidad se reduce entre 12 y 14 mil espectadores como máximo. Lleva el nombre del jugador más emblemático de la institución.

En 2011, el estadio fue sometido a una remodelación que incluyó la creación de un bufet y un gimnasio debajo de la platea oeste, la creación de una fosa perimetral que rodea la tribuna popular este y sur que permitió la erradicación del alambrado perimetral, el re-acondicionamiento y resembrado del césped del terreno de juego (dimensiones 100 x 68 metros), el restablecimiento de las pinturas de las tribunas y partes interiores y exteriores del estadio.

Además, se modificaron y mejoraron los bancos de suplentes, se restauró y acondicionó la sede social con mobiliario y tecnología de primer nivel, y se crearon baños nuevos para los hinchas y una cancha auxiliar de césped sintético en la parte de plateas. Adicionalmente se construyeron camarines tanto para el equipo local (Gimnasia y Esgrima) como para el visitante y los árbitros.

También se creó un acceso por calle Avenida del Libertador, para ingresar a la popular local este del estadio, y poder así evitar inconvenientes entre la hinchada local y la visitante.

 

COMENTARIOS

2 comentarios

  1. amo a gimnasia, los seguía cuando era una adolescente ahora es difícil ir a la cancha pero si de niña los veía jugar ahora solo por teléfono ,pero q pena q nunca tuvimos la Cancha prometida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: