DESGRACIA CON SUERTE

Juan Franco, masajista de Lanús, fue agredido por un proyectil en la previa del partido con Godoy Cruz y debió ser operado anoche por el Dr. Zaldivar a causa de un desprendimiento de córnea. Hace dos meses se había realizado un trasplante en el mismo ojo izquierdo. Permanecerá en Mendoza hasta el miércoles.

masajista agredido 2

La resonante goleada 5 a 1 de Lanús sobre Godoy Cruz en tierras cuyanas tuvo también su costado negro. A minutos para el comienzo del partido, un proyectil que fue arrojado desde la tribuna local impactó en el ojo izquierdo de Juan Franco, masajista del plantel profesional. Por esta agresión se demoró un poco el inicio del encuentro, que luego se desarrolló con normalidad y sin información alguna de su estado de salud por parte de la televisión pública.

Lo cierto es que, una vez finalizado el primer tiempo, llegó la peor noticia desde Mendoza: desprendimiento de córnea e intervención quirúrgica de inmediato para Franco, que hace dos meses había recibido un trasplante en idéntica zona del ojo a cargo del mismo médico, el reconocido Dr. Zaldivia, una eminencia en oftalmología. Anoche mismo fue operado con éxito y ahora permanecerá en dicha provincia hasta el miércoles junto con Antonio Cano, gerente del fútbol profesional.

“Lamentablemente, cuando ocurrió este hecho tan doloroso no había ambulancia en la cancha. Reglamentariamente tiene que estar, pero como que era una urgencia y no aparecía, tuvimos que poner mi vehículo personal para que dos directivos del club lo trasladen a la clínica. El proyectil le desprendió el trasplante de córnea que le habían hecho hace dos meses”, narró el presidente de Lanús, Alejandro Marón, disgustado por la falta de atención médica en un estadio mundialista como el Malvinas Argentinas.

“Esto empaña cualquier resultado deportivo. La prioridad es la cuestión humana de una persona que trabaja día a día con nosotros y está en una situación delicada. Vamos a hacer todos los esfuerzos necesarios para que se recupere pronto” (Marón).

masajista agredido

Asimismo, el máximo mandatario consideró que este suceso ameritaba la postergación del encuentro. “Nos afectó a todos. Desde los jugadores y el cuerpo técnico como compañero de trabajo y también a nosotros por ser un integrante más del grupo. Todos sabían que venía de una licencia por esa intervención quirúrgica. Es algo que queda a criterio de la terna arbitral, pero yo creo que correspondía suspender el partido”, opinó Marón, quien también explicó por qué el masajista se encontraba en ese lugar cuando lo impactó un rollo de papel que no llegó a abrirse: “Es habitual que un auxiliar del cuerpo técnico le acerque agua a los jugadores antes del partido. En ese momento estaba atrás del arco asistiendo a Monetti cuando recibió el proyectil”.


Audio:
gentileza de Prensa Lanús

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

¿Y si pegan la vuelta? Lanús avanza por Salvio e Izquierdoz

Ambos suenan firmemente para regresar al club en lo inmediato. Mientras que por el Cali hubo nueva reunión con su representante, la novedad fue la visita del Toto a La Fortaleza en la previa del partido de Reserva. “Es una posibilidad”, expresó el propio jugador antes de retirarse de Cabrero y Guidi. 

Leer Más

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: