DEMASIADO VERDE

Pese a jugar el mejor primer tiempo del año, Lanús perdió un partido insólito en Colombia y complicó sus chances de clasificación en el Grupo 3 de la Copa Libertadores. Fue derrota 2 a 1 ante Deportivo Cali, que lo dio vuelta en la segunda etapa desde la figura de Faryd Mondragón y el empuje de John Viáfara, autor de un golazo y protagonista en la jugada del penal que derivó en la conquista de Carlos Lizarazo. Lautaro Acosta había puesto en ventaja al Granate, que se imponía con autoridad y mucho oficio en el Pascual Guerrero, aunque no lo cerró cuando tuvo las chances y luego lo pagó muy caro. Además de las salvadas del histórico arquero colombiano, el equipo de Guillermo estrelló dos tiros en los palos y no supo aprovechar las facilidades que entregó el local en cada centro. La impotencia del Grana, que quedó último con apenas un punto, se vio reflejada en los continuos reclamos del Laucha sobre el final y la protesta al término del encuentro de Marchesín, que fue expulsado por exceso verbal y no podrá atajar el próximo jueves en la Fortaleza ante el Verde, nuevo líder de la zona gracias al empate entre O’Higgins y Cerro Porteño. 

Se le escapó otra vez. Increíble. En un partido muy cambiante, Lanús estaba para golear en Colombia pero no lo liquidó a tiempo y Deportivo Cali lo dio vuelta. Como dijo Guillermo en más de una ocasión, la Libertadores no te perdona. Y al Granate le pasó factura por su falta de contundencia. Si bien en los primeros diez minutos de juego pasó un par de sofocones. A los cuatro, Sergio Romero cruzó demasiado su remate tras una asistencia entre líneas de Higuita, mientras que a los nueve se lo perdió Amaya dentro del área chica, después de ganarle la posición a Goltz y anticipar con el pie a Somoza para obligar a una tremenda atajada de Marchesín. De entrada también había avisado la visita, con un ataque que se gestó por izquierda con Acosta y terminó con un disparo muy desviado de Araujo.

Como el terreno del Pascual Guerrero lucía en mal estado, la imprecisión del arranque hacía que el partido no tenga demasiado ritmo. Más allá que le costaba mantener la posesión del balón por varios segundos, el Grana agrupaba mucha gente en campo rival y le generaba trastornos a la última línea colombiana. Hasta que se decidió a ser profundo y abrió el marcador. A los 19, un pase quirúrgico de González dejó solo a Blanco de cara a Mondragón. Pero lejos de ser egoísta, el reemplazante de Silva le cedió el gol a Lautaro Acosta, quien sólo tuvo que tocar a la red. Gran combinación con mucho sentido colectivo para un golazo de Lanús, que a partir de ahí entendió el libreto a la perfección y jugó con el oficio del equipo campeón. Sí, para tanto. La ventaja le dio confianza para afianzarse con un planteo inteligente y ofensivo, que anuló a un rival confundido y sin argumentos. Aunque esa superioridad no la plasmó en el arco contrario. La chance más clara estuvo en los pies del Pulpo, uno de los mejores en ese primer tiempo a toda orquesta, cuyo derechazo cruzado se estrelló en el palo y rebotó en Casierra antes que convierta Goltz. El otro jugador destacado era el Laucha, más encendido que nunca. A los 40, el punta aprovechó la pasividad de la defensa y sorprendió por derecha con una corrida a toda velocidad, que remató con un zapatazo alto que exigió una salvada a puro reflejo de Mondragón. Por su parte, el Verde de Cali sólo se arrimó con un par de disparos de media distancia de Lizarazo, ambos sin potencia y controlados por Marchesín. 

Ya en el complemento, el equipo de Cárdenas salió decidido a cambiar la imagen pero el de Guillermo no aminoró el pressing y la intensidad en todos los sectores de la cancha. Y tampoco dejó de generar ocasiones clarísimas de riesgo. La primera fue a los siete minutos desde un tiro libre frontal de Ayala, que Blanco -libre de marca- desvió de cabeza al palo izquierdo de Mondragón, que sólo atinaba a observar. De ese córner llegó otro frentazo en el área, esta vez del Pulpo González, que el experimentado arquero de 42 años contuvo en dos tiempos. No quería entrar… Deportivo Cali tambaleaba en defensa y ofrecía enormes facilidades ante cada centro, que el Granate seguía sin capitalizar. Una vez más en una pelota parada, Izquierdoz pifió en el punto penal y el Zungui cabeceó al travesaño pero en posición adelantada (también cometió falta, ignorada por Vuaden).

El partido era entretenido porque, si bien se veía inferior, el conjunto azucarero empujaba con más ganas que fútbol y así empezó a acercarse cada vez más. El aviso llegó tras una desinteligencia de Araujo, quien rechazó hacia el medio dentro del área cuando era pelota de Marchesín y casi le cede la igualdad a Higuita. Pero el Verde no perdonó a los 17 a través de la única vía potable: la media distancia. Empató gracias a la pegada de su mejor exponente, John Viáfara, que cuando recibió el pase corto de Candelo ya tenía calibrado el disparo, con mucha rosca y precisión, que se clavó en el ángulo para el desahogo de los colombianos presentes. El trámite vertiginoso no cesó y enseguida el Grana pudo volver a ponerse en ventaja. Como en el gol, González se vistió de conductor y asistió con un pase milimétrico a Blanco, quien demoró en definir y permitió que lo crucen dos rivales. Del resto se encargó Mondragón, que se volvió a lucir con un manotazo salvador y haciendo de muralla ante un remate a quemarropas de Junior Benítez. Era insólito cómo Lanús no estaba ganando y, para colmo, la noche de Cali le tenía preparada otra sorpresa inesperada. Después de cortar un pase en profundidad, Araujo alargó demasiado la pelota y le cometió infracción a Viáfara dentro del área. Penal que Carlos Lizarazo cambió por gol con un remate alto y potente, el cual Marchesín rozó en el camino.

Pese a la injusticia, el Granate no bajó los brazos y estuvo a tiro del empate en dos ocasiones. Primero con una media vuelta de Benítez, que se desvió y salió por encima del travesaño. Y luego con un tiro libre bien direccionado de Ayala que tenía destino de ángulo, pero que encontró una mejor respuesta de Mondragón, quien en base a ubicación salvó con una mano para convertirse en la gran figura. Los cambios de Pasquini y Pereyra Díaz sobre el final no aportaron demasiado. Menos aún el reclamo efusivo, sobre todo de Acosta, quien fue amonestado por protestar una falta que no le cobraron y en la última pidió un penal por un leve empujón de Calderón cuando entraba al área. Esa impotencia se vio reflejada tras el pitazo de Vuaden, que le mostró la roja a Marchesín por exceso verbal. Lanús complicó mucho sus chances de clasificación, que parecen estar atadas a un milagro. ¿Será momento de enfocarse en el torneo local?




EL RESUMEN DE LA DERROTA DE LANÚS EN COLOMBIA:

 

 
 
SÍNTESIS DEL PARTIDO:
 
Deportivo Cali (2): 1- Faryd Mondragón (C); 21- Víctor Hugo Giraldo, 24- Luis Calderón, 6- Diego Amaya, 3- Mauricio Casierra; 15- Jhon Viáfara, 5- Andrés Pérez, 25- Cristian Higuita, 10- Carlos Lizarazo; 11- Sergio Romero y 7- Robin Ramírez. DT: Héctor Cárdenas.
 
Suplentes: 22- José Silva, 16- Luis Payares, 19- Yerson Candelo, 8- Gustavo Cuéllar, 28- Gustavo Bolívar, 17- Christian Marrugo y 14- José Lloreda.
 
 
Lanús (1): 1- Agustín Marchesín; 4- Carlos Araujo, 2- Paolo Goltz (C), 24- Carlos Izquierdoz, 6- Maximiliano Velázquez; 5- Diego González, 15- Leandro Somoza, 16- Víctor Ayala; 23- Oscar Benítez, 18- Ismael Blanco y 7- Lautaro Acosta. DT: Guillermo Barros Schelotto.
 
Suplentes: 12- Esteban Andrada, 27- Matías Martínez, 21- Nicolás Pasquini, 22- Jorge Ortiz, 8- Fernando Barrientos, 14- Jorge Pereyra Díaz y 10- Bruno Vides.
 
 
Goles: PT 19′ Lautaro Acosta (L); ST 17′ John Viáfara (DC) y 28′ Carlos Lizarazo -p- (DC).
 
Amonestados: PT 34′ Maximiliano Velázquez (L), 46′ Faryd Mondragón (DC); ST 30” John Viáfara (DC), 8′ Agustín Marchesín (L), 26′ Carlos Araujo (L), 38′ Mauricio Casierra (DC) y 46′ Lautaro Acosta (L).

 

Expulsado: Agustín Marchesín (L), por exceso verbal al término del partido.
 
Cambios: ST 0′ Yerson Candelo por Sergio Romero (DC), 12′ Christian Marrugo por Cristian Higuita (DC), 31′ Luis Payares por Carlos Lizarazo (DC), 34′ Nicolás Pasquini por Maximiliano Velázquez (L) y 42′ Jorge Pereyra Díaz por Oscar Benítez (L).
 
Figura: Faryd Mondragón (DC).
 
Árbitro: Leandro Vuaden (Bra).
Asistente 1: Marcio Santiago (Bra).
Asistente 2: Kleber Lucio Gil (Bra).
Cuarto árbitro: Luis Sánchez (Col).
 
Estadio: Olímpico Pascual Guerrero.
 
Incidencia: O’Higgins 2 (Alejandro López y Luis Figueroa) – Cerro Porteño 2 (Rodolfo Gamarra y Julio Dos Santos). El partido, válido a la tercera fecha del Grupo 3, se jugó en el estadio Monumental de Santiago (Chile), con arbitraje del uruguayo Roberto Silvera.

 

 
Estadísticas
 
Tiros al arco: Deportivo Cali (5) – Lanús (8)
Tiros libres: Deportivo Cali (16) – Lanús (13)
Offsides: Deportivo Cali (0) – Lanús (6)
Corners: Deportivo Cali (6) – Lanús (11)
 
 
 
Por Bruno Russo (@BrunorussoFG)

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

¿Y si pegan la vuelta? Lanús avanza por Salvio e Izquierdoz

Ambos suenan firmemente para regresar al club en lo inmediato. Mientras que por el Cali hubo nueva reunión con su representante, la novedad fue la visita del Toto a La Fortaleza en la previa del partido de Reserva. “Es una posibilidad”, expresó el propio jugador antes de retirarse de Cabrero y Guidi. 

Leer Más

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: