"SIEMPRE NOS LLEVAMOS UNA SORPRESA CON DELFINO"

MOLESTO. Maxi Velázquez disparó duro contra el juez. 

Maxi Velázquez y Guido Pizarro hablaron acerca del polémico arbitraje de Germán Delfino en el último partido ante Independiente. El lateral izquierdo, que se perderá el encuentro ante Tigre por haber llegado al límite de amonestaciones, fue muy duro con el juez de turno. “Le fui a protestar, normal. Y me amonestó. Son cosas que duelen porque él seguramente sabía que yo tenía cuatro amarillas. No me queda otra cosa que pensar. Hay una realidad, y es que nos ha expulsado muchos jugadores en los últimos partidos. Son varias…”, manifestó. A su vez, el Conde también dejó bien en clara su postura acerca de la roja que vio contra los de Avellaneda. “Se podía solucionar con una amarilla. Fue una jugada rápida, en la cual llegué a destiempo. Pero la realidad es que no lo golpié fuerte ni lo lastimé. Las últimas tres veces que me dirigió me perdí el siguiente partido. Dos me expulsó y la otra me sacó la quinta amarilla”.



El tema sigue dando vueltas. Sí, lamentablemente continúa la polémica. Fecha tras fecha, partido tras partido. Se habla de todo menos de fútbol. Y en ese contexto, los árbitros siguen en la mira a más no poder. El último domingo en la Fortaleza iban 29 minutos cuando una infracción cambió los planes de todos. Y los ánimos, por supuesto. Pizarro se barrenó con todo sobre Morel Rodríguez, llegó tarde y Germán Delfino no dudó. Lo echó y eso generó una reacción de todo el entorno Granate. De la gente, de sus compañeros y del cuerpo técnico. A tal punto que, por ejemplo, Guillermo también se tuvo que retirar antes de tiempo por pedido de uno de los líneas del encuentro que terminó en empate. Pero claro, no fue el único. Maxi Velázquez, referente y amigo del volante que no encontraba explicación por la roja que había recibido, se acercó al árbitro en cuestión. Y eso derivó en otro problema, a futuro, vale aclararlo. Es que el lateral vio la amarilla por protestar y por eso ahora se perderá el choque del lunes ante Tigre en Victoria ya que llegó a la quinta. El otro amonestado por el mismo tema fue otro cacique, Mario Regueiro, aunque el uruguayo no tendrá inconvenientes para estar.

Pasaron dos días, el plantel retomó a los entrenamientos y el tema en cuestión se reactivó. Si bien es un hombre de perfil bajo, que por lo general prefiere no entrar en ningún tipo de polémicas y que incluso no es de hablar mucho con la prensa, cuando habla se hace escuchar. No se lo iba a guardar. Mucho menos sabiendo que no estará en el próximo compromiso. “¿Si me amonestó bien? No, no… para nada. Le fui a decir de la expulsión, que me parecía que estaba mal, y nada… Siempre nos llevamos una sorpresa con Delfino. A mi parecer, todas las rojas que nos sacó son solucionables con amarillas. Incluso hay patadas que son mucho más fuertes, a pesar de que Guido (Pizarro) levantó mucho la pierna no fue un golpe duro. Lo agarro de costado. Estoy seguro que con una amarilla se solucionaba tranquilamente. Yo le fui a protestar, normal. Y me amonestó. Son cosas que duelen porque él seguramente sabía que yo tenía cuatro amarillas. No me queda otra cosa que pensar, manifestó sin pelos en la lengua Velázquez, en diálogo con Diario del Grana. Y agregó respecto a lo que se viene diciendo y analizando por demás en todos los medios: “Yo no soy de pensar mal de los árbitros, de verdad, cuando se equivocan. Son situaciones del partido y ellos están a mil por hora como nosotros. Quizá le protesté efusivamente, pero no lo agredí ni mucho menos. Fue algo normal. Hay una realidad, y es que nos ha expulsado muchos jugadores en los últimos partidos. Son varias… No hemos tenido suerte con Delfino, nada más que eso. Después nos cruzamos porque me tocó el doping y le dije lo que pensaba. Incluso cuando me amonestó le dije que era la quinta”.


Al mismo tiempo, el otro que también dejó bien en claro su postura fue el propio Pizarro, quien argumentó sobre la infracción que cometió que derivó en la roja y en todo el lío que se armó después. “Se puede decir que sí, que me echó bien, pero también se podía solucionar con una amarilla. Fue una jugada rápida, en la cual llegué a destiempo. Pero la realidad es que no lo golpeé fuerte ni lo lastimé. La pelota estaba picando y levanté un poco el pie. Pero ya está. No sé si me sorprendió… Intenté hablar con él pero no se dio. Las últimas tres veces que me dirigió me perdí el siguiente partido. Dos me expulsó y la otra me sacó la quinta amarilla”. Clarito, ¿no?



Por Nicolás Gómez Cortés

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

El dilema Ruso: ¿Qué sistema poner en el Monumental?

A falta de pocos días para el regreso del fútbol local, Ricardo Zielinski todavía no se define a la hora de diagramar el once que enfrentará a River. Por un lado, se especula que juegue con un 4-4-2, aunque no descarta poner la ya famosa línea de cinco. La duda: Muñoz o Aquino.

Leer Más

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: