¿Qué le pasa a Lanús en los partidos importantes?

En el segundo encuentro más trascendente del año, después de la final de Copa Sudamericana, el equipo de Zubeldia perdió el clásico con una pálida imagen en el complemento. ¿Se asemejan ambas derrotas? ¿Hay algo más que lo futbolístico? Fortaleza Granate abre el debate con la editorial de la fecha 6.

Esta película ya la vimos. El final es el mismo. Una derrota sin atenuantes de Lanús en un partido importante. ¿Les suena? Parece ayer que el equipo de Zubeldia perdía 3-0 en Córdoba ante Defensa y Justicia para quedarse sin Copa Sudamericana. Casi dos meses después, la historia se repite: 0-2 en el Clásico del Sur ante Banfield. ¿Son calcadas o hay diferencias?

La principal diferencia, a simple vista, es que esta vez el Granate sí estuvo en partido hasta la expulsión (correcta) de Orsini. El primer tiempo fue parejo, con mejor y más claras situaciones de gol a favor de Lanús. El DT acertó con el planteo y la inclusión del Chino Esquivel para tapar a Payero y/o Galoppo, reducidos a tal punto que el Taladro casi ni generó peligro en los 45′ iniciales.

Hasta allí, un abismo en la comparación. Aquel 23 de enero en el Kempes, el Grana fue superado táctica y futbolísticamente desde el primer minuto por el conjunto de Crespo.

Los goles de Pons reabrieron una herida que parecía cerrada. Lanús se nubló y no encontró argumentos para alcanzar siquiera el descuento. Galoppo y Cabrera se adueñaron del mediocampo, Álvarez se hizo un festín con Bernabei y Banfield se floreó por momentos.

La falta de respuestas futbolísticas en el campo de juego, tampoco llegaron desde el otro lado de la línea de cal. Zubeldia no movió el banco hasta el minuto 71 de juego, con los ingresos de Paloma Pérez y De la Vega. Después entró Aude por Bernabei. ¿Y Orozco? ¿No estaba para un ratito? Desde afuera, se vio a un equipo más preocupado por no recibir más goles que de acentuar la búsqueda por convertir, excepto la entrega siempre presente de los referentes Acosta y Sand, más los chispazos de Esquivel. Con eso solo no alcanza.

Otra prueba importante desaprobada y una nueva decepción para el hincha. El reclamo (válido) de los puntos por la inclusión de Gregorio Tanco, expulsado la fecha anterior en Reserva, no debe encubrir la derrota en la cancha. Afuera por primera vez del top 4 en la Zona B, quedan siete fechas para cambiar la imagen y transformar promesas en realidad.

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: