Goles en la altura

Las tres emociones del partido de ida en La Paz llegaron por la vía aérea. De la palomita de Belmonte a los cabezazos de Riquelme y Haquín, Lanús mostró aciertos y errores en la pelota parada. Fortaleza Granate analiza las jugadas en cuestión, acá.

Paradójicamente, los tres goles del partido de ida entre Bolivar y Lanús en los casi 3.600 metros de altura que presenta el estadio Hernando Siles, llegaron por la vía aérea. La bendita pelota parada, tan trabajada y estudiada por entrenadores como Zubeldía, que suele ser determinante en series coperas de 180 minutos.

El equipo boliviano, en base a decenas de tiros de esquina y centros con balón en movimiento, invadió el área de Lautaro Morales en la primera media hora de juego. Sin embargo, el Granate golpeó primero y lo hizo en las alturas. Aunque claro, tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe. Y eso fue lo que logró el local en La Paz.

 

Bajo la lupa de FG, compartimos el análisis de las tres jugadas en cuestión, para encontrar virtudes y defectos de Lanús con miras a la revancha del próximo miércoles en Buenos Aires.


1-0 (Tomás Belmonte): gran parte del mérito se lo llevó Bernabei, con una precisión notable en su zurda para enviar el tiro libre al segundo palo. El Toto se ubica con inteligencia detrás de Quignon para generar el 2-1 por detrás del último jugador de Bolivar y llega libre para impactar de palomita. El secreto, en la pegada y el movimiento de distracción por atrás.

Otro acierto del Granate estuvo en obstaculizar cada remate desde media distancia que se propuso Bolivar, ubicando un jugador detrás de otro en forma escalonada para evitar disparos que, combinados con los efectos de la altura, puedan complicar a Morales.


1-1 (Marcos Riquelme): Córner desde la punta derecha que encuentra al delantero argentino en la media luna del área. Alexis Pérez y Belmonte lo esperan venir de frente, mientras que Quignon vuelve de espaldas al ejecutante. Con la pelota en el aire, el nueve le ganó la posición al colombiano y cabeceó a la altura del punto penal entre las tres camisetas granates, imponiéndose al salto del Laucha Acosta y sin margen de maniobra posible para Lautaro Morales.



1-2 (Luis Haquín): Otro tiro de esquina, esta vez desde la izquierda, en el arco de enfrente. El defensor que finalmente cabecea y convierte, parte libre entre Orsini y Lodico, con una distancia considerable entre ambos. De a poco empieza a meterse en el área, mientras Lanús seguía marcando en zona. Lautaro Morales amaga a salir justo cuando parte el envío, pero se arrepiente y quiere volver. Al momento del impacto, queda en el medio y no puede detener un buen testazo del central boliviano.

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

El dilema Ruso: ¿Qué sistema poner en el Monumental?

A falta de pocos días para el regreso del fútbol local, Ricardo Zielinski todavía no se define a la hora de diagramar el once que enfrentará a River. Por un lado, se especula que juegue con un 4-4-2, aunque no descarta poner la ya famosa línea de cinco. La duda: Muñoz o Aquino.

Leer Más

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: