EL SABOR DE LA DERROTA

Sin invicto ni juego. La Reserva cayó 1 a 0 ante Quilmes.

A la Reserva de Lanús se le cortó el invicto de cuatro partidos sin perder ante Quilmes, que esta mañana lo venció 1 a 0 por la 27ª fecha del campeonato. Lucas Passerini marcó el único gol a los 16 minutos del primer tiempo en una acción polémica, ya que el delantero pareció utilizar su brazo para bajar el pelotazo de Nicolás López, la figura de la cancha. Al Granate le faltó generación de juego y eficacia a la hora de definir las pocas chances que tuvo, dentro de un esquema novedoso que probó Ariel Pereyra con una línea de cinco defensores: Martínez jugó de líbero, Herrera y Monteseirín fueron los stoppers y Mancinelli compartió la función de lateral carrilero con Marcos Pinto. Pese a la floja actuación colectiva, en el Grana se destacó la buena tarea de Avellaneda para impedir un resultado más amplio, como así también el despliegue de Gallardo y el desequilibrio de Astina, quien marcó la diferencia con destellos de su habilidad.

No pudo brindar con cerveza. Al menos por ahora… Por la 27ª fecha del campeonato de Reserva, Lanús cayó 1 a 0 ante Quilmes, esta mañana en la cancha auxiliar del Polideportivo. Con 33 puntos y un invicto de cuatro partidos sin perder, el Granate salía a la cancha con una novedad en su esquema: línea de cinco defensores por primera vez en la era Ariel Pereyra. Con Mancinelli y Pinto de laterales carrileros, Matías Martínez actuó de líbero y a su lado estuvieron Herrera y Monteseirín como stoppers. Además, en el tridente ofensivo sobresalía la presencia de Marcos Astina, el jugador desafectado por los mellizos Barros Schelotto de la concentración de Primera.

El comienzo del partido se pareció más a un entrenamiento, ya que ambos equipos se prestaron la pelota y no le dieron trabajo a los arqueros. Sin embargo, Quilmes abrió el marcador en la primera llegada a fondo. A los 16, Passerini forcejeó con Martínez y se llevó el balón (¿con el brazo?) tras un pelotazo frontal de Nicolás López. Pese a la polémica, el delantero resolvió de maravillas: enganchó hacia afuera para dejar revolcado al Chaco y definió arriba ante la salida de Avellaneda. La protesta de todo Lanús fue en vano, pues el gol ya estaba consumado. La reacción no se hizo esperar y desde un tiro libre de Astina casi lo empata Bailone, aunque su cabezazo fue débil y sin dirección. A partir de allí, el encuentro entró en un bache, sin volumen de juego ni profundidad. El único que provocó cierto desequilibrio fue Astina, quien apareció en todo su esplendor sobre el final con un par de arrestos individuales. En el primero encaró de izquierda al centro y remató alto, mientras que al minuto repitió la fórmula, con la diferencia que penetró al área por derecha y pateó fuerte junto al primer palo de Ledesma, que despejó con ubicación y reflejos al córner.

La imagen del Grana no cambió mucho en el segundo tiempo, aunque sí algunas piezas de su llamativo esquema. Con la obligación de salir en busca del empate, Herrera se corrió al lateral derecho y Mancinelli se adelantó para ser una especie de volante y a la vez extremo, con bastante llegada al área rival. Sin generación de juego, Astina sintió la ausencia de un socio y el Cervecero aprovechó para animarse un poco más. Así arrimó con un par de aproximaciones y una contra que desperdició Passerini, quien quiso eludir a Avellaneda pero el uno le adivinó la intención. Por su parte, el equipo del Pata también tuvo las suyas. Ledesma se lució ante un remate bajo de Mancinelli y un zapatazo de Gallardo que desvió por arriba. Y cuando el arquero no pudo, lo cubrió un defensor en la línea tras un cabezazo de Herrera que se metía. El Granate no capitalizó su momento y en el último tramo estuvo más cerca Quilmes del segundo, que no llegó exclusivamente por la figura de Avellaneda. El portero que será suplente el jueves en la Copa por la expulsión de Marchesín (le darían dos partidos de suspensión) mostró sus reflejos al rechazar un zurdazo de Nicolás López que vivoreaba y luego tapó una arremetida de Torres en un tiro libre pasado.



SÍNTESIS DEL PARTIDO:

Lanús (0): 1- Nicolás Avellaneda; 4- Lucas Mancinelli (C), 6- Marcelo Herrera, 2- Matías Martínez, 3- Facundo Monteseirín, 11- Marcos Pinto; 8- Maximiliano Cáceres, 5- Walter Gallardo; 7- Gonzalo Di Renzo, 9- Ignacio Bailone y 10- Marcos Astina. DT: Ariel Pereyra.

 
Suplentes: 12- Ain Acosta Luna, 13- Maximiliano Coronel, 14- Gabriel Ramírez, 15- Federico Yllanes, 16- Lucas Vera Piris, 17- Joaquín Ibáñez y 18- Ulises Arias.
 
 
Quilmes (1): 1- Marcos Ledesma; 4- Leonardo Alvarado, 2- Jorge Benítez, 6- Alan Alegre (C), 3- Christopher Cabral; 11- Nicolás López, 5- Iván Caravaca, 8- Matías Morales, 10- Franco Cáseres; 7- Jonatan Torres y 9- Lucas Passerini. DT: Mauricio López.
 
Suplentes: 12- Gonzalo Acevedo, 13- Leopoldo Pastafiglia, 14- Ramón Coronel, 15- Axel Fernández, 16- Pablo Sosa, 17- Leonel Demelchori y 18- Francisco Izarregui. 
 
 
Gol: PT 16′ Lucas Passerini (Q).
 
Amonestados: PT 17′ Matías Martínez (L), 20′ Franco Cáseres (Q), 26′ Alan Alegre (Q), 45′ Marcelo Herrera (L); ST 45′ Christopher Cabral (Q).
 
Cambios: ST 20′ Francisco Izarregui por Lucas Passerini (Q), 27′ Ulises Arias por Maximiliano Cáceres (L), 28′ Ramón Coronel por Franco Cáseres (Q), 41′ Leonel Demelchori por Nicolás López (Q) y Joaquín Ibáñez por Marcos Astina (L).
 
Figura: Nicolás López (Q).
 
Árbitro: Sebastián Habib.
Asistente 1: Facundo Nosach.
Asistente 2: Daniel Mermoz.
 
Cancha: Auxiliar Nº 2 del Polideportivo (Lanús).
 
 
 
Por Bruno Russo (@BrunorussoFG)

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

El dilema Ruso: ¿Qué sistema poner en el Monumental?

A falta de pocos días para el regreso del fútbol local, Ricardo Zielinski todavía no se define a la hora de diagramar el once que enfrentará a River. Por un lado, se especula que juegue con un 4-4-2, aunque no descarta poner la ya famosa línea de cinco. La duda: Muñoz o Aquino.

Leer Más

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: