DOS PEQUEÑOS GIGANTES

Nicolás Pasquini y Jorge Valdez Chamorro disfrutan del presente que tanto soñaron: productos genuinos de la cantera, ambos convirtieron ante Defensa y se mantuvieron en el equipo titular frente a San Lorenzo. Desde el trabajo en silencio y con un perfil bajo se ganaron un lugar importante en la consideración de los mellizos, que tienen depositadas muchas esperanzas en ellos.

Diapositiva10

Su trabajo diario desde hace ya tantos años en el Polideportivo de Lanús parece empezar a dar sus frutos. Les llegó la chance que tanto esperaban y vienen cumpliendo favorable y evolutivamente partido tras partido. Los Mellizos los fueron llevando paso a paso, lentamente, para que hoy puedan mostrarse en la Primera de Lanús y le peleen palmo a palmo a jugadores de trayectoria como son los casos de Velázquez y Ortiz. La gente los alienta a seguir intentando y sobre todas las cosas a sumar para que el Grana sigue mejorando y pueda pelear por el campeonato. Sí señores, se trata de Nicolás Pasquini y Jorge Valdez Chamorro, dos chicos de la casa producto de la interminable cantera del club. Dos Pequeños Gigantes.

En el caso de Nicolás Pasquini, su historia con Lanús comenzó con el pie izquierdo. Zurdo, nacido el 2 de enero de 1991 en Los Surgente, Córdoba, sin lugar en el club a mediados del 2011 formó parte del convenio de riprocidad con Atlanta y pasó a préstamo al conjunto que militaba el Nacional B. Su debut oficial fue el 7 de noviembre de ese año en Corrientes: derrota 1 a 0 contra Boca Unidos. Ingresó a los 20 del segundo tiempo por Ferragut y se desempeñó como volante por la izquierda. Un mes más tarde ya se había ganado su lugar de entrada y el 12 de diciembre disputó de los 90 minutos en la victoria 2 a 0 ante Ferro en condición de local. Casulamente ante ese mismo rival una rueda más adelante dio sus primeros pasos como lateral. En total, acumuló 17 partidos (13 desde el inicio).

Diapositiva7

Con la asunción de Barros Schelotto en Lanús, a Nico se le presentó una chance inmejorable de quedarse a buscar su lugar en su club. Y pesar de haber arrancado desde cero y bien atrás del resto, finalmente le llegó su día tan esperado: El 21 de mayo del 2013, Guillermo lo mandó al campo de juego desde el inicio en la igualdad 0 a 0 frente a Tigre ocupando el lugar de lateral izquierdo puesto en el cual jugó mayormente a lo largo de sus 45 partidos oficiales hasta el día de la fecha. Ordenado, prolijo y de buena pegada, Pasquini ya suma 4 tantos en su cuenta personal.

Por su lado, está la historia de Jorge Vidal Valdez Chamorro quien tampoco la tuvo para nada fácil para poder llegar al lugar en el cual se encuentra hoy. Con 20 años, nacido en San Vicente el 26 de mayo de 1994, el Paragua (como le dicen en el plantel por su descendencia Guaraní) debió superar dos piedras muy grandes en su camino. Se rompió los ligamentos cruzados de las dos rodillas, una justo después de recuperarse de la otra. Sin embargo, jamás se detuvo en conseguir su objetivo y hoy disfruta del lugar obtenido. Volante ofensivo, típico enganche, Chamorro casualmente también debutó en Primera contra el Matador de Victoria el mismo día que Pasquini formando parte del tridente ofensivo con Regueiro y Romero.

Diapositiva16

Si bien fue alternando buenas y malas desde entonces, el cuerpo técnico pone muchas fichas en su despegue definitivo. Ése mismo que sostuvo durante varios encuentros en Reserva en los cuales marcó muchos tantos. Habilidoso y de buen manejo, Jorgito es uno de los pocos que se queda hasta el final de cada entrenamiento trabajando en la pelota parada junto a los Mellizos. Acumula 25 partidos en Primera y 3 conquistas.

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSICIONES

Somos sitio recomendado por

NOS APOYAN: